Árboles para la conservación de las selvas
y para los artesanos del mañana

Proyecto 2017-2019

 

Una selección de especies utilizada para la fabricación de la artesanía local y el trabajo de la madera es sembrada sobre los territorios indígenas para la preservación de la biodiversidad y la creación de recursos futuros.

4 comunidades indígenas (San José Km6, Casiyanaira, San Martin de Amacayacu y Villa Andrea) están implicadas en el proceso (de la recogida de semillas a las plantaciones). Los niños de las comunidades y de los beneficiarios están sensibilizados e implicados en todo el proyecto porque son los futuros garantes de los recursos creados.

Los viveros están creados en cada pueblo y las prácticas en las clases continúan. Las zonas de protección son identificadas, y las primeras plantaciones han sido sembradas en San Martin de Amacayacu.